18.4.08

Psicosis (Psycho)

(1960) Producida y dirigida por Alfred Hitchcock, un director que para muchos es considerado como el mejor que ha existido.

En la historia, Marion roba $40,000 dólares a su jefe; mientras huye, llega a un motel que es propiedad de un nervioso hombre que vive con su madre, a quien no le agrada la nueva huésped.

La película se hizo famosa por el uso de chocolate líquido para recrear la sangre y romper el tabú de no mostrar un baño en uso.

El film se realizó en blanco y negro porque Hitchcock pensó que a color se vería demasiado sangriento; además de que necesitaba bajar los costos de la filmación.

La cinta se produjo con un presupuesto de $807,000 dólares; a nivel mundial (incluyendo las rentas de vídeo) ha recaudado más de 93 millones de dólares.

Para su exhibición en salas de cine, las copias incluían una pista musical al inicio de la cinta, con un conteo que anunciaba el tiempo faltante para iniciar la proyección, esto con el fin de que todos los espectadores estuvieran en sus lugares al comenzar.

De manera adicional, prohibían la entrada a las salas en cuanto la función había empezado.

El éxito de la película fue tan duradero, que 23 años después generó 3 secuelas, una serie de TV y un remake.

Ficha Técnica
Actúan: Anthony Perkins, Janet Leigh, Vera Miles, Jeanette Nolan
Lenguaje original: Inglés
Características: B&N 1.37:1 / Mono
Duración: 109 Minutos
Género: Horror / Thriller
Clasificación: B15

2 Escribe un comentario:

Anónimo dijo...

Según el criterio de cada quien -aunque creo que el de muchos- ésta es la obra maestra de Hitchccock, pues rompió con algunos convencionalismos de la época (como mencionas respecto al baño en uso), e impuso nuevas técnicas (como el McGuffin) y que tiene una magia que no se puede reproducir aunque ésta película haya sido copiada -o mas bien clonada, por Gus van Sant- plano por plano, diálogo por diálogo, la misma música... hasta el extremo de tener la misma duración.

La escena de la ducha requirió una semana de rodaje y más de 70, dicen (yo no los he contado) ángulos de cámara, y desde entonces se ha vuelto un recurso muy recurrido en el género: el voyeur que llevamos dentro nos impide cerrar los ojos aunque sepamos lo que sucederá, el rito de bañarse en soledad y que hace totalmente vulnerable al personaje es hipnótico, y todo en poco más de 45 segundos.

Es notable que el terror psicológico sea tan poderoso ayer y hoy: Hostel (producción Tarantino), independientemente de que sea buana o mala, llama la atención que no tenga escenas de violencia explícitas: éstas se cortan segundos antes de verse y eso es algo que Hitchcock impuso, porque jamás cayó en la vulgaridad de mostrar violencia explícita.

Un saludo

Encueradosanchez.

Erik Mariñelarena en Inkubo MAG® dijo...

Saludos.

Una película se considerada un clásico porque suele ser una combinación, tanto de los elementos utilizados en la cinta, como del momento y lugar en el que se exhiben.

Es irrepetible.

Ahí reside la diferencia entre las dos versiones de Psicosis.

La producción de Gus Van Sant podrá ser técnicamente similar al primer film; sin embargo, la de Hitchcock sigue siendo la original, la que rompió moldes, la que cambió la perspectiva.

Gracias por el comentario!